Parte de la familia P&G

México - Español

¿Cómo quitar manchas desconocidas de la ropa?

Puede que alguna vez te encuentres con suciedad en tu ropa y no tengas idea de dónde salió. La buena noticia es que, si bien saber el origen de las manchas ayuda a removerlas, quedan cosas por hacer si no lo tienes muy en claro. En ese artículo de contamos el paso a paso para quitar una mancha desconocida.

Tips generales antes de empezar

Antes de que empiece a quitar la mancha, sigue esos consejos:

  • Si posible, lo ideal es tratar las manchas mientras estén frescas, ya que esto facilitará la remoción. Sin embargo, sabemos que esto no siempre es posible y el paso a paso abajo funciona también para manchas secas.
  • Compra un detergente de buena calidad para ayudarte a quitar la mancha. Jabones como Ariel tienen enzimas en su fórmula hechas para dar batalla hasta en las manchas más difíciles.

Paso a paso para quitar una mancha desconocida

Muchas de las manchas de la vida cotidiana pueden ser removidas por el lavado normal con lavadora. Sin embargo, si te encuentras con una mancha difícil de remover, te puedes apoyar en los pasos que verás a continuación según la versión de Ariel de tu preferencia. Recuerda siempre considerar los cuidados de la tela que se muestran en la etiqueta de tus prendas.

Con detergente líquido - Pretratamiento de manchas

  1. Aplica un poco de detergente Ariel directamente en la zona a tratar. Asegúrate de poner suficiente detergente para cubrir la mancha completa.
  2. Frota el detergente sobre la mancha con los dedos haciendo movimientos circulares.
  3. Deja reposar por 5 minutos.
  4. Lava normalmente la ropa con tu Ariel líquido favorito.
  5. Repite el proceso si ves que la mancha persiste.

Con detergente en polvo - Proceso de Remojo para manchas difíciles

  1. Prepara la solución de remojo: Llena una cubeta con agua (aproximadamente 10L) y agrega media taza de Ariel en polvo. Revuelve la solución hasta que el detergente se disuelva por completo.
  2. Remoja: Sumerge la prenda completamente en la solución.
  3. Déjala en remojo por media hora.
  4. Lava: colócala en la lavadora con prendas similares. Lava con Ariel como normalmente lo harías, dosificando adecuadamente según las instrucciones de uso.
  5. Repite el proceso si ves que la mancha persiste.